Devuélvele la vida a tu recibidor oscuro


Cuando compramos o alquilamos una vivienda, siempre centramos nuestra atención en lograr la decoración perfecta para nuestro salón o nuestro dormitorio. Sin embargo, dejamos casi olvidado el recibidor. Este espacio generalmente se caracteriza por tener una escasa iluminación, motivando que nos fijemos aún menos en él.

Craso error. Resulta fundamental en tu hogar, dado que es su carta de presentación para todo aquel que te visite. Por eso reivindicamos la importancia de mimar esta parte de tu casa, aportándote algunos sencillos consejos para que de la imagen que deseas dar.

Si no quieres realizar obras en casa como, por ejemplo, tirar una pared y unir este espacio a la estancia contigua con el objetivo de que entre más luz, te proporcionamos otras opciones a tener en cuenta.

Lo primero y fundamental es el color de la pared. Descarta tonos oscuros, ya que lo único que conseguirás es que parezca más pequeño y lúgubre. Decántate por los tonos crema, hueso o incluso el blanco. También puedes utilizar papel pintado, que te da la posibilidad de introducir elementos decorativos de formas, pero con los colores anteriormente indicados. Por supuesto, tanto el techo, las puertas y los rodapiés consérvalos en tonos blancos.

Los muebles serán tus aliados. No recargues esta zona y opta por poner muebles que resulten funcionales y adaptados a tus necesidades. Para esto hay que tener en cuenta el espacio. Si tu recibidor es pequeño, no pongas esa preciosa cómoda vintage que heredaste; porque terminas ahogándolo. Selecciona algún recibidor o incluso una pequeña mesa y dótala de encanto. Ponle una lámpara de mesa, un florero y unos platos decorativos de colores vivos para que contrasten con la pared.

Muy importante resulta utilizar espejos para conseguir más luz. Trata de que combinen con los muebles y que estén orientados hacia el foco de luz más cercano. Debes valorar que la iluminación se adapte a tus condiciones. Si tus techos son bajos, no pongas lámparas colgantes porque te comerán el espacio. En este caso usa focos y, por supuesto, luces cálidas para generar una sensación agradable.