Cómo crear tu propio vestidor


Desde el Grupo Nagaki estamos seguro de que uno de tus sueños es tener un vestidor. Cada vez que ves uno en la televisión o en las revistas de decoración, se te ponen los vellos de punta y mueres de envidia. Sin embargo, es muy probable que nunca hayas proyectado crear uno en tu vivienda. Normalmente aludimos a la falta de espacio para ello, pero os podemos asegurar de que, con unas cuantas nociones, conseguirás que tu sueño se haga realidad.

Debes partir de la idea de que el vestidor no tiene que estar, necesariamente, ubicado dentro de tu dormitorio.  Esto solo es posible en aquellos casos en los que la habitación tiene grandes dimensiones y nos podemos permitir hacer separaciones sin renunciar a la comodidad que nos brinda el espacio.

Esto va a permitirnos centrar nuestra atención en otras estancias de la casa. Es muy probable que tengas algún espacio desaprovechado, como lo que iba a ser tu despacho y se convirtió en la habitación de los bártulos. Pues, si es tu caso, ya tenemos el sitio idóneo para nuestro vestidor. Si no fuera así, solo tienes que buscar aquellas áreas de paso que cuenten, al menos, con una dimensión de 3 metros. Esto es el mínimo necesario para poder instalar los percheros, armarios o baldas que necesitas.

Una vez realizada dicha elección, te encuentras con la disyuntiva de utilizar armarios abiertos o cerrados. En este sentido, te recomendamos los primeros si eres una persona ordenada, de lo contrario, ni te lo plantees. Si no deseas utilizar armarios, nos encanta la idea de hacer uso de los percheros con ruedas para tus chaquetas y abrigos, dado que te evocará la sensación de estar en una tienda de ropa.

Los imprescindibles para tu vestidor son un buen sillón para poder sentarte a la hora de vestirte, un gran espejo para poder comprobar tu look y, sobre todo, una buena iluminación que te permita apreciar correctamente las combinaciones de colores.  Como posibles agregados a este espacio, te proponemos una zona de tocador, para que puedas completar tus “outfits” con la mejor versión de ti mismo.